Psicoterapia en Español

Mi lengua materna es el español. Aprendí a hablar inglés a los 5 años, y desde entonces he vivido entre América Latina, Norteamérica y Europa. En todo este tiempo he aprendido que incluso cuando somos perfectamente bilingües, hay sentimientos y experiencias que se procesan mejor cuando se conversan en el idioma en el cual nos sucedieron.

 

Tengo experiencia haciendo psicoterapia en español y disfruto mucho el poder hablar con clientes en mi lengua natal. Al igual que como lo hago en inglés, utilizo modelos Rogerianos y Existencialistas y también tomo prestadas herramientas de otras modalidades. Estoy registrada en BACP y en NCS, y sigo los lineamientos éticos de ambas organizaciones. Tengo supervisión cada 4 semanas con un psicoterapeuta acreditado quien tiene décadas de experiencia practicando, supervisando y enseñando a nuevos terapeutas, y quien también se rige por las mismas guías éticas. Tengo un seguro de responsabilidad civil y un certificado de DBS.

 

Psicoterapia para adolescentes de 13 a 17

Durante nuestra sesión de consulta nos reuniremos la persona interesada, su representante y yo. Durante este tiempo hablaremos sobre cómo trabajo, qué se busca lograr con la terapia tanto para el cliente como para su representante, y aclararemos las  metas y expectativas de todos. 

 

Psicoterapia para adultos (18+)

 

Durante la sesión exploratoria hablaremos sobre qué trae a la persona a buscar hacer psicoterapia y sobre cómo trabajo, para saber si soy la terapeuta correcta. Si decidimos trabajar juntos nos reuniremos semanalmente en sesiones regulares. La sexta sesión será para resumir nuestro trabajo juntos y considerar qué tan útil (o no) ha sido la relación terapéutica. De esta manera podremos decidir cómo continuar, o alternativamente le pondremos fin a la relación terapéutica si la persona así lo decide.

 

Costos

 

Consulta inicial (30 a 50 minutos): £30

 

Sesiones regulares (50 minutos): £65

El pago se realiza el día de la sesión

vía transferencia electrónica o tarjeta contactless